logo_superior
  • desarrollo rural

    Boletín especializado en Desarrollo Rural en Bolivia Más de 25.000 suscritos en diferentes categorías de interés

  • censos agropecuarios

    El censo agropecuario contabilizó 2.070.808 cabezas de llamas.Fuente INE

Más de 150 mil hectáreas tienen conflictos por uso de suelos

Del: 26 Agosto 2014

El Diario

En La Paz, más de 150 mil hectáreas tienen conflictos de uso de suelos, por la subexplotación y la sobreexplotación de la tierra, aspectos que causan el despoblamiento de una región o la erosión de la tierra, manifestó el consultor cartográfico, Efraín Sunagua Álvarez.

"En toda La Paz tenemos una superficie de cerca de 152 mil hectáreas de suelo con conflictos, en lo que por un lado se tiene la subexplotación y por el otro la sobreexplotación, con problemas diferentes que tienen sus impactos en diferentes regiones, tanto ambientales como sociales", expresó Sunagua.

Tras una evaluación de tierras realizada por el Servicio Departamental de Fortalecimiento Municipal y Comunitario (Sed-Fmc), en el marco del Plan de Ordenamiento Territorial, se determinó que el norte de La Paz es el más afectado, en cuanto a estos dos conflictos que refieren al uso óptimo de suelos.

"Cuando hablamos de un conflicto por subexplotación nos referimos al uso de la tierra para actividades no aptas, dejando de lado el verdadero potencial de la región. Es decir que si mi tierra posee un potencial agrícola por excelencia, yo no lo veo y lo uso solo para el turismo o la ganadería, por lo que no se estaría aprovechando las cualidades del suelo", explicó Sunagua.

Indicó que la sobreexplotación de la tierra se da cuando en un terreno se implementa simultáneamente hasta tres actividades diferentes, pese a que el lugar es apto solo para una de ellas, lo que lleva a un desgaste del suelo, que a la larga lo deja casi inutilizable.

“Este problema es muy común en los Yungas, donde la sobreexplotación del suelo sin un manejo sostenible, hace que gran parte de la tierra este erosionada, cuando la zona por su geografía es de uso más restrictivo y debería pensarse en zonas de reforestación", expresó el profesional.

"Fruto de este mal manejo de suelos, tenemos que en los lugares subexplotados no existe desarrollo, por lo que los habitantes van migrando a la ciudades grandes, sobrepoblando los municipios urbanos y generando en estos territorios de sobreexplotación, que dejan impactos sobretodo medio ambientales, por la contaminación que generan la gran cantidad de personas en las urbes y la falta de servicios básicos para los nuevos asentamientos, lo que devalúa la calidad de vida", señaló.

En opinión del experto, una de las mayores consecuencias de la sobreexplotación del suelo es la erosión, situación que en los primeros meses del año sumados a las persistentes lluvias en el norte paceño han generado derrumbes, mazamorras e inundaciones, ya que un suelo desgastado y deforestado no puede retener la humedad ni mantener la estabilidad del terreno.

"Otro de los grandes problemas es el hecho que los mismos pobladores de la zona no están informados de los usos correctos o las consecuencias que puede traer la falta de estos, por lo que no se les puede decir que cambien de actividad o que no utilicen la tierra, porque ellos no lo van a entender y se van a resistir", explicó Sunagua.

En este contexto, el técnico de evaluación de tierras dijo que es necesario tomar medidas de conservación de suelo que mitiguen los efectos y reordenen a la población, para un buen aprovechamiento de la tierra que no afecte el entorno y que debe ir de la mano de los municipios que deben realizar un control permanente.

Suscríbete al Boletín