logo_superior
  • desarrollo rural

    Boletín especializado en Desarrollo Rural en Bolivia Más de 25.000 suscritos en diferentes categorías de interés

  • censos agropecuarios

    El censo agropecuario contabilizó 2.070.808 cabezas de llamas.Fuente INE

El trigo encabeza lista de los 15 productos más importados

Del: 25 Octubre 2013

Página Siete

El trigo   encabeza la lista de los 15 alimentos que Bolivia importó en mayor volumen hasta junio de este año, seguido por la harina,  la malta de cebada y otros cereales, las manzanas, las semillas de girasol, el sorgo, los pescados y los pollitos, entre otros, según  datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), sobre la base de cifras del INE (ver infografía).

 "El capítulo importante para lograr la soberanía alimentaria es subir la producción de trigo y en cuanto a alimentos básicos Bolivia logró abastecerse con aceites y carnes, entre  otros; incluso generamos excedentes”, afirmó el gerente del IBCE, Gary Rodríguez. El país tiene déficit en la producción de trigo y en uno de sus derivados, la  harina. Hasta el primer semestre de este año se importaron 41,1 millones de dólares de trigo y otros 24,5 millones de harina. En 2012, el valor adquirido de harina fue de 90 millones de dólares,  y  de 78 millones de dólares en 2011.

La producción de trigo bajó este año de 137 mil a 117 mil toneladas con respecto a 2012, aunque la superficie cultivada aumentó   en casi un 30%, informó el gerente de la Asociación Nacional de Productores de Oleaginosas (Anapo), Demetrio Pérez.
La  caída se debe a que la humedad desató más enfermedades y el viento afectó entre el 80 y 90% de algunos campos, dijo.

Otros alimentos

La manzana también es importada en grandes volúmenes y la mayor parte proviene de Chile. "Nosotros tenemos buenas manzanas, pero la diferencia está en que  la productividad es baja con respecto a nuestro vecino”, explicó Rodríguez. Según el ejecutivo del IBCE, cada vez que los precios bajan los productores cambian de cultivo y la oferta para la siguiente cosecha se reduce, lo cual causa  contrabando y se desincentiva la producción local.

En el caso del arroz, según el secretario ejecutivo de la Asociación de Arroceros, David Pérez,  el país siempre tuvo un pequeño déficit en la producción. "Nosotros producimos alrededor de 400 mil a 450 mil toneladas al año, aunque el consumo es de 470 mil toneladas”, dijo.

Otros productos

Los datos del IBCE revelan que otros  productos    importados son el sorgo, los pescados y la leche evaporada, entre otros. El Gobierno  impulsa una estrategia para garantizar seguridad alimentaria  hasta 2025, a través de un mayor fomento a la producción con la asignación de recursos económicos.

Plantean  cuatro tareas para  subir oferta  de trigo

Bolivia produce el 40% de su demanda de trigo, por lo que el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) plantea al Gobierno que impulse cuatro tareas para el autoabastecimiento de este cereal, que van desde la seguridad jurídica hasta el apoyo tecnológico al productor.

"Para incrementar la superficie de siembra, el agricultor pide  seguridad económica,  un precio de garantía, porque es un cultivo de rotación en el oriente y de baja rentabilidad en los valles como Cochabamba, Chuquisaca y Tarija”, explicó  el gerente del IBCE, Gary Rodríguez. Como segundo punto sugirió que el Estado garantice un precio determinado para la producción. "Si está dispuesto a subvencionar el producto extranjero,  ¿por qué no incentivar el nacional?”, cuestionó.

La tercera tarea está relacionada con la ampliación del riego. "Si se generalizara el riego en las tierras bajas del este, no sería disparatado pensar que en tres a cinco años seamos autosuficientes en  trigo”, afirmó. La cuarta tarea tiene que ver con la  tecnología  e investigación para mejorar las semillas, de tal manera que los procesos de rotación se aceleren. "Por ejemplo, ya se desarrollan variedades de semillas que están rindiendo entre dos y tres toneladas por hectárea. Es el doble de lo que ahora se produce”, explicó.

La dependencia de las importaciones  está vinculada con la política de donaciones de la que se benefició el país durante décadas y con  la apertura de Bolivia al Mercosur, y  que otorgó arancel cero para las compras de  países como Argentina, que desincentivaron la producción interna.

Suscríbete al Boletín