logo_superior
  • desarrollo rural

    Boletín especializado en Desarrollo Rural en Bolivia Más de 25.000 suscritos en diferentes categorías de interés

  • censos agropecuarios

    El censo agropecuario contabilizó 2.070.808 cabezas de llamas.Fuente INE

Unas 68.000 familias afectadas por la sequía y se teme que la situación se agrave en el Chaco

Del: 14 Octubre 2013

Jornadanet.com

Las sequías a nivel nacional afectaron a 68.071 familias de 67 municipios. Pero el periodo más alto de temperatura recién comienza. La Unidad de Contingencia Rural del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras (MDRyT), basada en pronósticos agrometeorológicos, teme que la sequía se agrave en el Chaco.

De acuerdo a información oficial del Sistema de Información Integrada Nacional para la Gestión de Riesgos (SINAGER), dependiente del Viceministerio de Defensa Civil, las sequías afectaron en lo que va del año a 193.355 hectáreas de cultivos y 441.393 cabezas de ganado en municipios de los departamentos de Tarija, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y Chuquisaca.

"En la zona del Chaco, de permanecer con mayor ingreso de radiación solar y altas temperaturas se acelerarán los procesos de evaporación potencial, disminuyendo así la acumulación de agua existente en los reservorios y atajados", afirmó el jefe de la Unidad de Contingencia Rural, Lucio Tito. El agrónomo advirtió que la reducción de los pastos naturales en la zona del Chaco, será muy notoria, y afectará al hato ganadero.

"La sequía ya es un fenómeno recurrente, por eso la ministra (Nemesia Achacollo) ha instruido implementar estrategias para resguardar el ganado y garantizar la seguridad alimentaria", señala. Desde el MDRyT se enviará un equipo técnico a las zonas más vulnerables del Chaco, para implementar acciones de prevención a fin de reducir los impactos de la sequía, pero también para llevar forraje para el ganado. Las acciones son coordinadas con la cooperación internacional para la asistencia de las familias afectadas.

Las recomendaciones para la zona del Chaco desde la Unidad de Contingencia Rural, apuntan al acumulamiento de una mayor cantidad de agua en los atajados y reservorios, para lo cual se debería realizar la limpieza y apertura de nuevos canales para el flujo de agua hacia los reservorios y atajados como también la limpieza de los sedimentos acumulados en los atajados.

"Se debe garantizar en este periodo de forraje la alimentación del hato ganadero, ya que aun no existen condiciones favorables para el rebrote de los pastizales, considerando que las precipitaciones estuvieron por debajo de los promedios normales y a las registradas en el mismo mes de la campaña agrícola precedente", afirmó Tito. La precipitación acumulada en el periodo de abril a septiembre para la campaña de 2013, alcanzó a 94.9 milímetros (mm), inferior al promedio normal de 147.9 mm. En promedio se presentaron 4 días con lluvia y la máxima precipitación acumulada en 24 horas se registró en Monteagudo alcanzando a 17.4 mm, el 13 de septiembre del este año.

Suscríbete al Boletín