logo_superior
  • desarrollo rural

    Boletín especializado en Desarrollo Rural en Bolivia Más de 25.000 suscritos en diferentes categorías de interés

  • censos agropecuarios

    El censo agropecuario contabilizó 2.070.808 cabezas de llamas.Fuente INE

El sector agrícola perdió millones en seis años

Del: 27 Agosto 2012

Bolivia Rural - Administrador

Los departamentos más afectados han sido Santa Cruz, Beni y Tarija, principalmente por heladas, inundaciones, sequías y granizadas.

Los productores agropecuarios de Bolivia perdieron más de 849 millones de dólares por los efecctos del cambio climático en el periodo comprendido entre 2004 y 2010, según revela un informe del Programa de Investigación Estratégica de Bolivia (PIEB).

TRES DEPARTAMENTOS  MÁS AFECTADOS. De acuerdo con la información del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, las seis campañas productivas fueron afectadas principalmente por inundaciones, sequías, heladas y granizadas que cayeron sobre los departamentos de Santa Cruz, Beni y Tarija.

Según el informe denominado Contingencia Rural Agropecuaria en Bolivia, elaborado por el jefe de la Unidad de Contingencia Rural (UCR) del Ministerio de Desarrollo Rural, Lucio Tito, los eventos climatológicos resultaron muy costosos para el sector productivo.
El cambio climático afectó al departamento de Santa Cruz con una pérdida en la producción agropecuaria que llegó a 377.183 millones de dólares, seguido de Beni, con 200.447 millones de dólares, y Tarija, con 50.811 millones de dólares.
El informe oficial señala que entre 2004 y 2005 resultaron 28.622 familias afectadas por los eventos climáticos adversos; entre 2005 y 2006 se registraron 8.336 familias; la cifra volvió a subir entre 2006 y 2007 a 19.116 familias; mientras que entre 2007 y 2008 fueron 55.368 familias; en el periodo 2008 a 2009 rebajó a 40.651 familias. Finalmente, entre 2009 y 2010 hubo nuevamente un repunte con 88.757 familias damnificadas.

LOS PRODUCTOS MÁS AFECTADOS. Si bien los efectos del cambio climático generaron cuantiosas pérdidas, se puede observar también una disminución sostenida del tamaño de la superficie afectada. El informe indica que de una pérdida de cultivos agrícolas, que alcanzó a 223.547 hectáreas entre 2006 y 2007, disminuyó a 164.963 en la gestión 2007 y 2008 hasta llegar a 50.517 hectáreas entre 2009 y 2010.


Para llegar a este cálculo se tomó en cuenta los cultivos de arroz, grano de maíz, cebada berza, papa, plátano, yuca, frejol, quinua, haba, trigo, cebolla, alfalfa, arveja, tomate, maní, caña de azúcar, sésamo y piña.
Según Lucio Tito, si bien parecería que hubo una disminución de la afectación en la gestión 2010, son altamente significativas las pérdidas anteriores, ya que cada año que pasa, merma la producción nacional de alimentos. Dijo que la intervención del Estado en contingencias agropecuarias permitió aplicar el plan de salvataje de Beni, que logró la rehabilitación de las actividades.

88 mil familias  fueron afectadas en tres departamentos, durante la gestión agrícola 2009 y 2010.

Suscríbete al Boletín