logo_superior
  • desarrollo rural

    Boletín especializado en Desarrollo Rural en Bolivia Más de 25.000 suscritos en diferentes categorías de interés

  • censos agropecuarios

    El censo agropecuario contabilizó 2.070.808 cabezas de llamas.Fuente INE

500 mil reses peligran por sequía en el Chaco cruceño

Del: 07 Octubre 2011

Bolivia Rural - Administrador

Fegasacruz informó que durante estos días, los efectos de la sequía golpean con más fuerza en los municipios del Chaco cruceño, la provincia Guarayos, la Chiquitanía y los valles. El gerente de la entidad, Héctor Sandóval, dijo que las pasturas se secan a consecuencia de la baja humedad registrada durante la anterior temporada de lluvia.

Pero no sólo eso, los incendios forestales convirtieron en cenizas la vegetación. “Las sabanas de pasturas (potreros) fueron quemadas y esto generó un desequilibrio en la alimentación de las reses”, explicó el gerente.

Una situación similar ocurre con el agua que empieza a desaparecer en las comunidades afectadas. Pese a todo, sostuvo el representante de los ganaderos, “la sequía es moderada en relación a las anteriores gestiones”.

Sandóval informó que, ante la falta de pastura, se hacen gestiones con tres ingenios azucareros y una cervecera, para la adquisición de bagazo y cebada, que sirven de alimento para los animales que sufren la carencia de comida.

A pesar de la sequía, el ejecutivo de Fegasacruz garantizó el abastecimiento de la carne en el mercado interno; “la demanda diaria bordea las 2.000 cabezas de ganado”, explicó.

El director del Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), Guillermo Saucedo, declaró que se enviaron alrededor de 15 toneladas de forraje para animales a la provincia Guarayos. Esta región, junto a la Chiquitanía, está considerada como una de las más afectadas.

Saucedo manifestó que alrededor de una decena de cisternas se encargan de trasladar agua a las comunidades afectadas en Chiquitos y Guarayos.

El secretario de Desarrollo Productivo de la Gobernación, Raúl Barroso, añadió que la sequía en comunidades de la región se debe a que las lluvias de temporada cayeron durante un periodo corto. Esto, además, generó que se rompieran los atajos.

El problema de escasez no es reciente.  Según la agencia Enlared, en septiembre los municipios de la provincia chaqueña de Cordillera, en Santa Cruz, se declararon en estado de emergencia debido a la falta de agua para el consumo humano y animal.

Ejecutivo dice que tomó previsiones

-El viceministro de Desarrollo Rural, Víctor Hugo Vásquez, descartó que las sequías de este año alcancen el mismo efecto que las registradas el 2010.
-Informó que los municipios y el Gobierno han tomado las previsiones más adecuadas. “Estamos seguros de que no se van a registrar pérdidas... se han tomado las previsiones necesarias. Estamos preparados”, dijo a los periodistas, reseña ABI.
-Recordó que en septiembre del 2010 ya se registraban a unas 30.000 familias afectadas.

Pozos en el altiplano

La Corporación para el Desarrollo de las Fuerzas Armadas, a través de la  Unidad de Explotación de Recursos Hídricos, ejecutó las labores de perforación de nueve pozos de agua en el municipio de Taraco, provincia Ingavi del departamento de La Paz.

La creación de estos centros de acopio sirve para  mitigar la sequía que afectó al poblado en los últimos meses, informó un boletín estatal.

Esta semana, a tiempo de realizar la entrega de los sistemas de abastecimiento de agua, el presidente Evo Morales destacó que gracias a la entidad armada, ahora el municipio de Taraco cuenta con agua para el consumo de la población y también para continuar con las labores agropecuarias de la región, en el marco del programa “Mi Agua”, creado por el Gobierno para paliar la sequía que se presenta en algunas regiones del país.

“Las Fuerzas Armadas trabajan junto con el pueblo”, dijo el Jefe de Estado en referencia a la alianza entre la Corporación para el Desarrollo de las Fuerzas Armadas  y el municipio de Taraco, para posibilitar la ejecución de este proyecto que permitirá abastecer de agua a aproximadamente 1.300 familias, dedicadas a la actividad agrícola y ganadera.

 

Fuente: La Razon

Suscríbete al Boletín