logo_superior
  • desarrollo rural

    Boletín especializado en Desarrollo Rural en Bolivia Más de 25.000 suscritos en diferentes categorías de interés

  • censos agropecuarios

    El censo agropecuario contabilizó 2.070.808 cabezas de llamas.Fuente INE

Con la vía ganan los colonos, pero pierden los indígenas

Del: 29 Septiembre 2011

Bolivia Rural - Administrador

La carretera del TIPNIS favorecerá a los colonos o cocaleros y, por el contrario, tendrá un efecto “desestructurador” sobre los pueblos indígenas de ese territorio, según una Evaluación ambiental estratégica del TIPNIS, efectuada por Rumbol para el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (SERNAP), a la cual tuvo acceso Página Siete.

Este diario buscó al ministro Walter Delgadillo y al viceministro César Navarro para que comentaran la evaluación, pero ambos se excusaron de declarar.

Las actuales políticas, como la construcción de la vía por el TIPNIS y otras, “que se están impulsando desde el Gobierno nacional responden a las expectativas que tienen las poblaciones de colonos, fortaleciendo su cultura, su organización y su economía en evidente detrimento de la cultura, organización y economía indígena”, asegura la evaluación.

Según el documento, en el área protegida coexisten dos modelos socioeconómicos, el de los indígenas y el de los colonos o cocaleros del llamado “Polígono 7”, en el sur del TIPNIS, limítrofe con el Chapare.

Mientras el modelo indígena-étnico se adapta al medio ambiente, el segundo se fundamenta en un desarrollo impulsado por la consolidación de la propiedad privada y por las políticas, planes y programas (PPP) nacionales, departamentales y municipales, es decir, por la inversión pública de los tres niveles del Estado, explican los expertos de Rumbol.

De acuerdo con los expertos, en el departamento de Beni, sólo en el marco de la política de integración nacional e internacional mediante la Administradora Boliviana de Carreteras, es decir, en la construcción de vías entre las cuales está incluido el camino Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, se ha programado un presupuesto para 2011 de 570 millones de dólares, que representa ocho veces la inversión pública beniana en este año.

Los expertos consideran que la construcción de la carretera por el TIPNIS, enmarcada precisamente en un programa caminero nacional-departamental, contribuirá, en el corto y mediano plazos, a fortalecer el modelo de los cocaleros en detrimento del modo de vida armónico con el medio ambiente de los indígenas, por tres factores: 1. La vía atraviesa por todas las zonas productivas de los colonos. 2. Abre la posibilidad de ampliar áreas de producción cocalera. 3. Articulará el área de colonización del “Polígono 7” con otras similares que “se están estableciendo en el norte del territorio del TIPNIS, incluida la zona de colonización Yucumo-Rurrenabaque-Tumupasa-Ixiamas, a las cuales también las potenciará”.

En cambio, el camino tendrá tres efectos adversos para los indígenas en el largo plazo: 1. Socavará las condiciones ambientales necesarias para su modelo que se adapta al medio ambiente. 2. Alterará las condiciones de uso y ocupación del territorio, lo cual obstaculizará los desplazamientos poblacionales con fines culturales y económicos. 3. La zona de frontera con los cocaleros estará expuesta a una mayor presión social, cultural y económica y, finalmente, será absorbida por el modelo de los colonos.

El modelo indígena, en el corto y mediano plazos, “no tendrá el impacto positivo de una carretera (integración, transporte, articulación con otras áreas)”, aseguran los expertos.

 

Fuente: Página Siete

Suscríbete al Boletín